Solo el 6% de los pensionistas trabajó pasados los 65