La vivienda de A Coruña sigue como la más cara pese a la subida general