Falacia de la planificación: si hoy no tienes tiempo, mañana tampoco